martes, 2 de septiembre de 2014

Schnauzer Miniatura

El acicalamiento para las tres variedades de Schnauzer es el mismo. Cualquiera que sea la variedad a la que vaya destinado, el mantenimiento del pelaje será siempre el elemento más importante a tener en cuenta.
Los mechones de pelo más largos se recortan, para igualarlos, con una cuchilla en forma de peine especial. Los pelos que necesitan más recorte son siempre los de las orejas y los de la punta de la cola.
Las barbas del hocico requieren ser vigiladas por si quedan restos de comida entre los pelos. Si la osamenta de la cabeza es débil o fina, los pelos podrían recortarse en cuadrado, pero es mejor que ese trabajo lo realice un especialista porque, en caso contrario, se corre el riesgo de afear los rasgos del perro durante largo tiempo.
Es recomendable cepillar al Schnauzer cada día y recortar los flecos o mechones sobrantes regularmente antes de que sean muy largos o se desigualen.
La forma final que deberá tener el perro es la de un animal cuadrado, aplomado o de líneas netas.
Los Schnauzer que no hacen suficiente ejercicio, viven en un apartamento con demasiado calor o comen muchos cereales o féculas sufren a menudo problemas de eccema. Siempre que se asee al Schnauzer se debe comprobar el estado de su piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario